Por Irving Flores

La Comic-Con El Salvador se ha convertido en el evento más grande y ambicioso en el país para la promoción de las tiras cómicas estadounidenses y para el manga japonés, así como las propuestas de otros países menos conocidos, los videojuegos y otras formas de entretenimiento. Un evento gemelo de otras convenciones que se realizan a nivel internacional y  que demuestran el crecimiento de una comunidad que en otras décadas parecía invisible.

Si bien la convención ha tenido sus tropiezos a lo largo de los años y ha sido muy criticada, parece que los organizadores poco a poco aprenden de sus errores y buscan que cada año la experiencia sea gratificante para quienes la visitan, independientemente si son fanáticos o no de esta forma de arte y expresión.

Para la edición 2018, se debe destacar la cantidad de pabellones que se utilizaron, que fueron nueve. Ellos lograron equilibrar de mejor forma la actividad y ayudaron al visitante a saber poder encontrar lo que buscaba. Uno de los más llamativos fue el dedicado a la serie The Walking Dead; el esfuerzo de quiénes lo organizaron era notorio y sin duda merecen un reconocimiento por su iniciativa. Si bien la fila era larga y el recorrido muy corto, demuestra que con ingenio y esfuerzo se es capaz de generar buena recepción en el público, Espero que el otro año puedan hacerlo todavía mejor.

Los artistas y los cosplayers, tuvieron un mejor espacio que en otros años, algo que ha costado un poco pero, realmente merecen el justo reconocimiento por su trayectoria y aporte a esta cultura. Sin embargo, merecen más que solo tener un espacio para estar. El siguiente paso es  que participen, se involucren y tengan más actividades dentro de las convenciones, su talento supera lo que actualmente se les reconoce.

Como es tradición, el pasillo dedicado a la infancia del país, no podía faltar con actividades recreativas y un curioso barco-tobogán (asumiré que era el Titanic por mi marco referencial) para escalar y saltar. En él se encontraban uno de los íconos que marcó la convención: los globos plateados con luces y (deberé asumir) helio. Creo que muchos se quedaron con el deseo de poder adquirir uno. Entre las actividades se encontraron el pasillo dedicado al grafiti, una exposición demasiado perfecta en un espacio incorrecto, y el temático sobre niñas, el cual cayó en la trampa de estamparse de marcas y no brindar una propuesta para quienes lo visitaban.

Los cosplayers no faltaron en la Comic-Com 2018; su presencia es parte del éxito de este tipo de actividades. El hecho de traer personalidades del extranjero sin duda es un plus que debe seguirse o incluso mejorarlo cada vez más. Sin embargo, la sugerencia se mantiene: no están solo para posar para una cámara.

La Comic Con es el génesis de un evento comercial; los patrocinadores quieren ver sus marcas salir y los pequeños empresarios aprovechan para ofrecer toda clase de productos al público, a veces fuera de la temática. Si bien el espacio para este tipo de comercio es vital, varios años se enfocó demasiado en darle más realce a los logos que a la experiencia en sí. Me complace decir que este año se logró un mejor equilibrio; más cómics y menos marcas.

 

El título del evento más grande del año queda bien para la edición 2018; en pocos eventos similares ha logrado una simbiosis que permite disfrutar a familias enteras de una convención de esta naturaleza. Ver a padres e hijos disfrutar por igual, le dan un adecuado atractivo a la Comic Con.

En una época en la cual existen una gran variedad de eventos cada cierto tiempo, se debe apostar por brindar experiencias a los asistentes y no inclinar la balanza a lo comercial. Las convenciones nacen como un espacio de frente cultural, donde convergen diferentes corrientes y se da un encuentro entre distintos públicos. Es una gran época para ser un lector de cómics, de manga, ser gamer o geek.

En la página oficial de Comic -Con El Salvador reza una leyenda: nos vemos 2019. La calidad de este año merece un aplauso y así como ellos mismos lo dicen, los veré el próximo año. Las expectativas cada vez serán más altas, confío que aprenderán de los aciertos y desaciertos.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir
Puedes encontrar mas noticias en mi blog personal https://spoilermagazine.blogspot.com/
  • readman666

    los cosplayer ya tienen su espacio criticar eso es como la frase salvadoreña ”
    rebalsar el Gusto “