Alrededor de 356 días después de su salida al mercado, es un hecho innegable que Nintendo Switch tiene un sitio de privilegio en la actual generación de consolas. Sin embargo, alrededor de la arriesgada pero efectiva apuesta por una innovación alguna vez pensada, pero nunca concretamente posible por diversos motivos, subyacen algunas interrogantes acerca de los próximos meses.

A estas alturas es muy evidente que la consola híbrida ya puede calificarse de un éxito rotundo, puesto que su innovadora propuesta ha hecho posible un feedback tremendo de parte de las Third Parties (Desarrolladores externos, tales como Capcom o Square Enix) y como resultado en cerca de un año, un catálogo pletórico de calidad. Debido a esto podríamos asumir que Nintendo quizá no tenga tanta prisa con el Nintendo Switch, sin embargo es necesario dar el tiro de gracia con algunas franquicias emblemáticas; algunas ya han aparecido, pero otras sin embargo generan mucha ansiedad y expectativa en el fandom acerca de su eventual aparición; de ahí que nos preguntemos…

¿Qué ocurre con Super Smash Bros.?

Talvez hace un año no era una pregunta tan inquietante, pues en aquel momento había más incertidumbre y expectativas que otra cosa. Pero a estas alturas y con una posición más que consolidada es tiempo de grandes desarrollos y lanzamientos, por lo que ahora las expectativas sobre Nintendo Switch van por esa vía. Con algunas franquicias claves como Mario, Zelda, Xenoblade Chronicles y Fire Emblem ya circulando, cabe preguntarse quién sería –o mejor dicho quién debe ser- el siguiente. Por lo que Smash Bros. es un serio candidato.

Parte de las especulaciones que circulan en torno a Smash es que sería la carta fuerte para el E3 de 2018. Esto sería un claro golpe de autoridad de parte de la Gran N, pues se trata del evento de videojuegos más grande e importante del planeta; de darse el caso cabría esperar un port que combine lo mejor de las ediciones de Nintendo 3DS y Wii U en uno solo.

Bayonetta y Cloud están entre los preferidos de los top players de Super Smash Bros.

Podemos apostar a esto, ya que se ha visto que la compañía vislumbra en Nintendo Switch una segunda oportunidad para el catálogo de la incomprendida Wii U, cosa que puede comprobarse con la cantidad de ports que han aparecido y otros que ya se anunciaron. Cabe destacar que Mario Kart 8 Deluxe y Hyrule Warriors Definitive Edition incluyen su respectivo DLC, por lo que esta es otra cosa previsible de un eventual port de Smash.

En el caso del crossover de peleas hay muchos más argumentos para hacerlo en esta forma, y es que desde su presentación se quiso hacer ver a la consola como un hardware apto para los Esports; un ámbito en el que Smash figura desde hace tiempo y en el que a su vez, los personajes del DLC están entre los más usados competitivamente.

Es por ello que una Definitive Edition de Smash podría ser una apuesta bastante segura.

La otra alternativa es un desarrollo completamente nuevo, pues los ojos del mundo están puestos en la consola y no se ha sabido que Masahiro Sakurai se involucre en proyectos de gran envergadura por un tiempo algo prolongado. Si este es el caso, seguro que se nos presentará el juego durante los próximos Nintendo Direct casi de la misma forma que en 2014 y se aguardará al E3 u otro evento de alto nivel para dar una fecha. De cualquier manera, las cartas están sobre la mesa y la Gran N y Sakurai tienen la última palabra sobre un lanzamiento de los más importantes que se esperan para Nintendo Switch.