Nintendo lo ha vuelto a hacer. Este pasado 11 de enero, tal como se esperaba tuvimos un Nintendo Direct; aunque no con lanzamientos o hype del calibre que esperábamos. A lo largo de todo el día de ayer pudieron apreciarse a través de redes sociales todo tipo de comentarios respecto del pequeño streaming de un cuarto de hora, los mismos iban desde la satisfacción hasta la crítica por lo visto en esos 15 minutos.

Y no es que los lanzamientos presentados durante el llamado Nintendo Direct Mini fueran algo de poca calidad o se presentaran por salir del paso; sino que hay que decir las cosas como son: La Gran N tuvo un año 2017 digno de una película y por eso nosotros cuando vemos que va a presentar algo le ponemos la vara muy alta; de ahí que para el día de ayer esperáramos algo quizá del calibre de un E3. Esto valida la siguiente interrogante.

¿Basta el anuncio de un Direct para crear semejante hype?

La respuesta depende de las circunstancias; si pensamos en los Nintendo Direct de la era del Wii U, era más la expectativa por los títulos de 3DS que se anunciaran que por algo que levantara a la consola de sobremesa, cosa que cambió cuando aparecieron juegos como Mario Kart 8, Hyrule Warriors, Super Smash Bros. For Wii U y Star Fox Zero, este último quizá el menos hypeado de los 4. Y ahora que el Switch arrasa, resulta hasta previsible que la expectativa por un Direct sea proporcional al momentum de la consola, ¿Pero debe ser siempre así? El inicio de una posible explicación lo tenemos en Twitter.

Unas 15 horas antes del streaming, la compañía tuiteaba este post de Chibi Robo ardiendo en llamas que a primera vista se interpretó de distintas maneras. Atando cabos podemos darnos cuenta que era una advertencia: Que guardáramos la calma porque estábamos sobrecargados, por ende se puede interpretar que nos estaban diciendo que si habría Direct, pero que habíamos hypeado tanto que se habían aventurado a pronosticar nuestra reacción.

Hace lógica porque la reacción de la gente varias horas después es propia de esperar demasiado de algo rutinario. Si bien es cierto que Nintendo ha dado en el clavo con esta estrategia, es necesario decir que se ha vuelto algo de rutina.

Por ende, no es cierto que todos los Direct que se emitan van a presentar algo magnánimo.

Y eso fue precisamente lo ocurrido: El Direct de ayer se concentró principalmente en ports y DLCs de juegos ya disponibles para Switch. De igual manera la presentación dejó un sabor como de estarse guardando algo realmente significativo, que no era el momento de presentarlo todavía pero que de todas maneras había que darnos algo.

Es menester destacar que el plato fuerte de la presentación es una muestra palpable de la fortaleza del apoyo Third Party a la consola, nos referimos por supuesto a Dark Souls. En cuanto a ports como Hyrule Warriors y Donkey Kong Country: Tropical Freeze, podemos decir que es una manera de intentar reponerse de las pérdidas que significó la Wii U; después de todo estamos de acuerdo que sería una lástima que lo mejor del catálogo de ésta última se hundiera con ella.

Tras la presentación de ayer quedan algunas cosas meritorias, como el regreso de The World Ends With You, un clásico de Nintendo DS que actualmente es casi una pieza de colección. Pero también algunas preguntas. ¿Qué será eso que todavía no nos muestran? Es probable que lo sepamos después del 25 de mayo, pues parece que por el momento Dark Souls tiene toda la atención.