En el mundo de los eventos de anime y comic, hay ciertos elementos que siempre van destacar por su atractivo visual. Nos referimos a los famosos cosplays, qué se definen como la representación de un personaje ficticio. Por lo tanto, un cosplayer es el individuo que lleva el concepto de disfraz a otro nivel, y se trasforma en ese personaje que ha elegido. Lo caracteriza en todo el sentido de la palabra, desde el aspecto visual hasta en las poses distintivas de dicho personaje.

En El Salvador, gracias a la popularidad que han adquirido eventos como Yume no Tsubasa y Comic Con, hay muchos cosplayers que muestran su talento en dichos espacios. Entre ellos, se entrevistó a Romeo Ivan Hernandez, conocido como Romeo Meo y a Katherine Guillen, conocida como Cherry Guillen, dos ejemplos de cosplayers con prestigio a nivel nacional que nos compartieron su experiencia sobre este hobby.



Romeo nos contó que hace cosplay desde mediados del año 2014, pero a pesar que sólo han trascurrido pocos años, ha sacado varios personajes, tanto de anime, como de comic o películas, en ese  lapso de tiempo. Ha realizado cosplays como Joffrey Baratheon de la famosa serie Juego de Tronos, o personajes animados como Bettlejuice o el anime Inu yasha. Para él, hacer cosplay es una actividad artística ya que tiene parecido con las actividades escénicas. “Siempre me gustó el anime y el mundo friki en general” explicó, “y al ir en cosplay a la convención, me sentí realizado a nivel artístico.”

En su página de Facebook, él utiliza el nombre artístico Romeo Meo y tiene más de mil setecientos seguidores. La abrió en enero del 2015. “Hasta el momento no me arrepiento,” comenta él sobre su página, “debido a que ha sido una puerta para que el mundo conozca lo que más me gusta hacer.” Romeo dice que el cosplay favorito de los que ha realizado hasta el momento es Edward Manos de Tijeras (Edward Scissorhands) de la película de Tim Burton, y le encantaría hacer cosplay de personajes como La Máscara de la película protagonizada por Jim Carrey o Hades, el villano de la película de Disney Hercules.

11182156_973804149327255_6074557560106798176_n

Todo depende del tipo de cosplay que se realizará. Romeo, por el otro lado, dice que no se limita a comprar en un solo lugar y a veces debe pedir los accesorios por internet. “Cuando mis trajes  son de alta complejidad y costura,” explica, “los mando a hacer donde mi propia costurera, y mi maquillaje sí lo compro en La Chalupa Circus Store, porque tienen variedad.”

Katherine Guillen, al igual que Romeo, hace cosplay desde el 2014, y en tan poco tiempo se ha convertido en una de las cosplayers más reconocidas con más de 5 mil seguidores en su página de Facebook, donde utiliza el nombre artístico Cherry Guillen. Ha realizado cosplays de personajes como BabyDoll de la película Sucker Punch, Sakura del anime Card Captors y varios personajes del videojuego DOTA 2.

thumbnail_fb_img_1482310938280

El cosplay que más le ha gustado hacer ha sido Queen of Pain (Reina del Dolor) del videojuego mencionado y le gustaría hacer algún día el cosplay de Angewomon, personaje del anime Digimon. Cuando le preguntamos a Katherine porqué se metió en el mundo del cosplay, ella responde: “Me gustó la idea de poder representar a los personajes que a mí me gustan ya sea de animes, videojuegos, películas, etc. Es genial poder usar sus vestuarios y probar con distintos tipos de maquillaje.”.

Algo que no se debe obviar es que para hacer cosplay, se debe hacer un presupuesto ya que se debe gastar no sólo en telas, costura, sino también en lentes de contacto y pelucas en la mayoría de casos. Katherine nos cuenta que sus pelucas y sus lentes los compra en la tienda llamada “Honny Bunny Shop”, y sus trajes los manda a hacer en la tienda “Trajes Cosplay”; ambos son negocios salvadoreños.

Hay dos cosas que los cosplayers valoran a la hora de comprar sus cosplays: precios accesibles y calidad del producto. Tanto Romeo como Katherine comentan que les gusta comprar online, debido a la variedad de productos que se ven en las tiendas internacionales. Hay muchas tiendas locales que venden productos de anime, cosplay o comics y ya tienen un público, pero pierden clientela por no ofrecer la opción de vender online.

 “Sí sería ideal que existieran este tipo de tiendas” opina Romeo, “porque la gente esperaría menos por sus productos ya que estaría más cerca que otras tiendas que están hasta otros continentes, y lo que hace falta es organización y que la gente se acostumbre a comprar por esta vía”. Para Romeo, la venta online de servicios o productos relacionados al cosplay crearía un buen amiente para este mercado. Katherine opina que sería buena idea que existiera este servicio pero únicamente para los accesorios, ya que sus trajes tienen que estar hechos a su medida.

Ya pueda ser considerado como algo artístico o como pura diversión, hacer cosplay conlleva un proceso complejo que no siempre es visible ante el ojo, pero más allá del resultado estético, estos cosplayers comparten la opinión que hacer este hobby en los eventos es una experiencia socialmente gratificante. “Lo que más me gusta es conocer nuevas y diferentes personas que comparten un mismo gusto al igual que yo” comenta Katherine, al igual que Romeo que cuenta que le gusta el ambiente de los eventos, como el de Yume No Tsubasa, ya que se puede apreciar mucha “gente que se esfuerza en lo que hace”.

Si quieres ver más fotografías de estos cosplayers, puedes meterte a estos links:

Cherry Guillen:

https://www.facebook.com/CherryGlln/

Romeo Meo:

https://www.facebook.com/romeomeo13/

 

Compartir
Redactora de Frikisismo/Cosplayer/ Apasionada por la Cultura Pop, el anime y todo lo relacionado con la ficción y la fantasía. Como dijo Daenerys Targaryen en Juego de Tronos: No soy como las mujeres ordinarias. Mis sueños se hacen realidad.